¿Por qué no siempre es posible adoptar a un niño español?