Despedirse del hijo imaginario, un paso previo antes de iniciar la adopción